jueves

Noticias desde Bullshburg: Preludio egoísta.

Hoy día ocho de febrero de 2006, me levanté con iras porque tenía que levantarme, lavarme la carita, desayunar y pasar otro día de ignominia laboral. La puerta de mi cuarto se desprendió de la pared cuando la abrí para salir y yo, sonámbula, sólo acerté a vociferar "me he quedado con la puerta en la mano" y seguir al baño. El Sou también andaba despierto porque no le queda otra y no parecía tener muchas iras (a no ser que le moleste que lo hayamos hecho venir ayer para que nos enseñara su música y acabamos esperando hasta la madrugada para que el Tulio desocupara la computadora en la que estaba sacándose la madre para un trabajo por el que no le van a pagar. De más está decir que no vi ni una nota de esa musiquilla). La Xime todavía pudo dormir alguito más y a mí el transporte me vino a buscar faltando diez minutos para la hora de entrada al trabajo, donde la needin’ jefa me ladró por llegar tarde. De ahí en adelante el día ha sido como cualquier otro. No han faltado las repeticiones ocasionales del lema de la empresa: "me presta para el bus?" Y el eterno "será que hoy almuerzo?"
Pienso que como en Bullshburg vive más gente, ha de ser de hacernos un informativo o algo ansina. Por fin despego de tanta mda al pensar en los demás. Moraleja: no sea egoísta y no se dará cuenta de que su laif es una shet.
Así que empecemos:

1 comentario:

Sou dijo...

Monotonía: puede salvar vidas (de "La aventura del Sou por el inframundo")