miércoles

Yo nací en este país (Wake up y cuidado con la tele)



Cada segundo mueren muchas personas alrededor del mundo: algunas por enfermedad, otras de iras, unas pocas mueren a causa de encuentros cercanos con la moda emo y puede que una se muera de aburrimiento.

¿Terrible, no? Bueno, yo sé de un dato peor: en Ecuador y otros países latinoamericanos, cada cinco minutos se escribe otra canción del género bótox para la autoestima nacional. Ninguna del tipo “ya déjate de robar migajas, consíguete una vida y gózala sin joder a los demás”, todas más bien del tipo “los párpados te pesan, dueeeerme… te despiertas… campo de flores… todo está bien… gran arco iris…”

Cosas que he aprendido de mi país. Sin salir de casa.

- tiene hombres y mujeres de hormigón,

- tiene canallas que nos roban la ilusión,

- no te pide visa,

- quiero regresar,

- igualito como tú,*

- tiene gente honesta,

- un país de paz,

- la pipol tiene mirada franca,

- todo está bien… gran arco iris…**


Todas estas paparruchadas están bien si decides nunca más salir de casa. Morirás convencido de que vives en la Arcadia y que la jornada diaria es sólo una sucesión interminable de milagros y bendiciones, con la rara excepción de uno que otro canalla que viene y se lleva las ilusiones de todo ¡pero todo anda de maravilla!


Ahora, si por alguna minucia se te ocurre*** (Om no lo quiera!) salir de casa, vas a ver algo un poquitín diferente a lo que te cantan estos.

Cosas que he aprendido de mi país. En la calle.

- tiene taxistas,****

- tiene rubias,

- tiene gangs de mujeres pequeñas y obesas listas para asaltarte (o dirigir RRHH y asaltarte),

- no pedirá visa, pero hay gente que tiene serios problemas con los inmigrantes. Por otro lado la visa no representa mayor problema porque nosotros seguimos mandando gran parte de nuestros desechos a España, EEUU, Italia y otros lados que sí piden visa.

- Tiene a Nebot.*****

- Eso del sol de Quito es una de las mentiras más tristes de la historia.

- La pípol está cabreada. Contigo. Sí, contigo. Cuídate, pana.

- El fútbol es el opio del pueblo ¿anda mal la vida? ¿te asaltaron? ¿tus empleados osan reclamar derechos laborales? ¿un poquito depre? ¿no tienes minutos? ¡qué chucha, la Liga ganó! (sonrisa instantánea).

¿Por qué el contraste es tan a lo bestia? ¿Será que no hay que creerse todo lo que te cantan en la tele? Yo voy más lejos y no me creo nada de lo que dicen tampico, digo tampoco. Si te pasas mucho tiempo viendo la tele, es mejor que salgas a la calle para equilibrar, pero si el caso es otro y estás amargado de tanta calle, no tienes que ponerte a ver tele: eso es sólo un retroceso.

Lo cierto es que no se puede tener una buena perspectiva de la realidad basándonos en lo que dicen los medios únicamente,****** pero tampoco viviendo en la calle, porque ahí es donde nacen los asesinos en masa ¿qué pasa luego de una mañana entera, dos días, un par de semanas, haciendo trámites en un lugar y otro (especialmente con empleados públicos)? ¿No siente usted ganas de subirse a la basílica o la torre del reloj del malecón con un buen rifle de mira telescópica? Yo síííííí!

Porque así como en la tele uno ve que la realidad se compone de héroes sudorosos, alvaritos balbuceantes, chicas atléticas, científicos locos, planchas de vapor que lo planchan todo en 5 minutos por sólo doscientos dólares (precio TVentas); en la calle también es fácil descuidarse y ver sólo lo malo: puro tarado, siesta mental general, Andi Tés en todas las esquinas, uno que otro demasiado chévere para este mundo… ruina total! El país se viene abajo!

Blergh!

La única opción es esa de la que todos quieren escapar porque es la que más trabajo representa, pero no hay de otra porque es la única verdadera.

Abrir los ojos, mirar al frente, hacer el trabajo que está frente a tus ojos. Repetir los pasos anteriores. Repetirlos otra vez. Esto es a lo que me refiero cuando digo Get a Life.

Cuando una persona ha descubierto que es perfectamente capaz vivir la vida en pedacitos del tamaño recomendado es cuando esa persona se entera que hay cosas muchísimo más importantes que una plancha a vapor o que chuparle las medias al jefecito, a saber:

  1. una opinión propia que no se la dio pensando el Juan Fernando Velasco,
  1. una perspectiva como los lentes de Spiderwick, para ver cómo es la realidad;
  1. mil cosas más chéveres que hacer que joder a los demás,
  1. awareness del verdadero valor del dinero: jamás lo suficiente para arrastrarte por él,
  1. una vida.

Así que cuando oigas una de esas canciones, más chechas que el reguetón cristiano, respira profundo, cuenta hasta diez y acuérdate de que no hay que creérsela, que probablemente tienes más conexiones sinápticas de las que tiene el pobre individuo que escribió la letra y de que tú, a diferencia de los que todavía no se despiertan, estás vivo y tienes el impajaritable deber de disfrutar la vida que tienes a tu disposición.

Felicidades - Omedetou – Zorionak – Congratuleishons – Laitalë Númenna – etc.


Por cierto, vive tu vida y no jodas a los demás también quiere decir ayuda como te sea posible, no se hagan los locos.


PS: dedico Father and son de Cat Stevens a Edward Elric (el alquimista chibi de FMA) ;)

* Una canción es escrita para el consumo masivo así que es mejor no escribirla como si jamás hubieras ido a la escuela porque a mucha gente se le va a grabar en la cabeza justo ese renglón incoherente.

** La máquina me sigue diciendo que arco iris se escribe separado, yo estaba segura que se escribía arcoiris. I could be wrong.

*** Como comprar leche, buscar trabajo, tomar sol, buscar un entretenimiento que no sea la TV ¡diosito!

**** Nada como subirte a un taxi y llegar, media hora después, a la casa de la vecina para darte cuenta que mientras no se extinga (tengo mis serias dudas sobre esta palabra) la raza humana, habrá gente ansiosa por pelearse con el mundo entero por dos centavos. Cada día, todos los días.

***** ‘Nuff said.

****** Excepto quizás la Internet. Si quieres evasión, evádete al único medio libre donde, si bien es cierto que cualquier estúpido puede decir lo que le venga en gana (para muestra un botón), al menos el mundo que te pintan tiene más gente interesante, varios idiomas a tu disposición y, en general, más cerebro. Have fun.

3 comentarios:

Eleder dijo...

Me quedó la duda de qué es lo que dijo Nuff...

Pame dijo...

La tele fue mi niñera... pero kien se traga el cuento completo, está jodido.

CSchwa dijo...

Dicen que según estudios científicos, los niños menores a siete años no saben diferenciar entra los comerciales y los programas de verdad...
Vishijue!